Los cables pasa corriente son un accesorio que nunca te debe faltar a la hora de conducir tu carro. Recuerda que al agotarse la batería del vehículo se hace prácticamente imposible encenderlo de nuevo. Las razones por la cual se desgasta están relacionadas al tiempo de uso que esta tenga y a cuando se deja un sistema encendido, como la radio o las luces, mientras el coche se encuentra apagado.

En el siguiente texto, te diremos paso a paso cómo volver a la vida tu carro usando los cables de corriente. Esto para que no cometas ningún error y no termines varando también a la persona que se ofreció a ayudarte. Además, podrás ahorrarte un poco de dinero.

Paso 1: Busca unos cables pasa corriente y un vehículo donante

Este paso consta de dos partes. La primera consiste en tener a la mano un juego de cables que pasen la energía. Debes asegurarte que sean de buena calidad para que no se dañen al utilizarlos. También, que cuenten con una longitud suficiente para que lleguen sin problemas al vehículo de la otra persona.

Lo segundo que debes hacer es buscar una persona que te preste su carro para poder conectar las baterías y revivir la tuya.

Nota importante: para poder realizar este procedimiento debes contar con conocimientos básicos de marcas y modelos de coches. Esto quiere decir que, si tu carro es modelo 2006 y te encuentras con una persona con un vehículo modelo 2020, no te puedes precipitar a conectar las fuentes de poder. Probablemente, haya cierta incompatibilidad que pudiera hasta producir que tu batería o la del donante se dañe, lo que empeoraría las cosas. Siempre acepta ayuda de alguien con un modelo muy cercano al tuyo, así te evitarás más problemas de los que de por sí ya tienes.

Paso 2: Pon los dos vehículos en posición

La ubicación de los coches realmente no importa demasiado. Todo lo que debes saber es que las baterías de ambos tienen que estar a una distancia prudente para que los cables puedan llegar sin ningún problema. Ya que tú no puedes mover el vehículo, quien se ofrezca a resolver tu problema debe parquear y apagar su carro al lado del tuyo.

TE PUEDE INTERESAR:  Te enseñamos cómo conducir cuando hay ciclistas en la vía

Paso 3: Conecta el cable positivo

La terminal positiva de una batería es la más importante, ya que es la encargada de suministrar toda la corriente a los dispositivos que estén conectados a esta. En el momento de conectar este cable, debes asegurarte de que ambas terminales de las baterías se encuentren en los mismos polos. Positivo y positivo.

Por nomenclatura, y con la intención de que las personas no quemen tanto su batería, la parte positiva de estas pilas es de color rojo. Así mismo, el cable, aunque no importa de qué color sea, viene también del mismo color para proporcionar más seguridad.

Paso 4: Conecta el cable negativo

El cable negativo o tierra es el encargado de dejar que la corriente que entra tenga una salida. Como las fuentes de poder de vehículos solo cuentan con dos terminales, vas a conectar este cable en la que queda libre.

Es muy importante que verifiques dos o más veces que los cables estén bien conectados. Esto se hace para evitar que haya un corto circuito y termines dañando la pila del otro coche.

Paso 5: Prende los vehículos

Una vez que los cables estén correctamente colocados, lo siguiente es encender ambos vehículos para que la batería pueda empezar a recibir corriente y se cargue. Primero debes arrancar el motor del carro de la persona que te está brindando apoyo. Después de unos segundos, podrás tratar de encender el tuyo para que el proceso sea correcto.

Puede que tu carro no prenda inmediatamente. Esto puede ser porque la batería se encuentra demasiado descargada. En todo caso, lo que debes hacer es dejar algunos minutos ambos coches conectados.

Paso 6: Desconecta los cables

Después de lograr encender el vehículo, debes esperar algunos segundos para asegurarte de que todo esté bien. Si después de una prueba el carro no logra aguantar con la batería encendida, puedes volver a intentarlo una o dos veces más. En el momento que sepas que ya no habrá ningún problema, apaga ambos vehículos y retira los cables con mucho cuidado sosteniéndolos por la parte de goma.

TE PUEDE INTERESAR:  Cómo saber si la cadena de transmisión tiene fallas

Así de fácil y sencillo es encender de nuevo tu carro cuando por algún motivo la batería te ha fallado.

Si eres una persona precavida, pudieras contar con una batería extra en el maletero de tu vehículo para cuando se te presente alguna situación, solo que debes mantenerla con la carga al 100 %.

Llevar contigo en todo momento cables pasa corriente mientras conduces también puede sacarte de apuros. Ninguna persona está exenta de que se le descargue completamente la batería del coche, pero llevar los accesorios necesarios hará que te ahorres mucho dinero.