Preparar su carro antes de guardarlo es fundamental para que se mantenga en buenas condiciones y funcione de manera óptima cuando lo vuelvas a utilizar. Aquí te mostramos siete cosas que le debes hacer a tu vehículo cuando no lo vayas a usar por mucho tiempo.

Prepara tu carro para guardarlo con estos 7 pasos

Hay muchas razones por las que puedas necesitar reservar tu auto, sea por un viaje largo, porque ya tienes otro o porque vas a salir del país. Esto es lo que debes hacer para que no se deteriore mientras está guardado.

1. Limpieza completa del coche

Antes de archivar tu carro, debes lavar el exterior. Esto previene que la suciedad se adhiera a la pintura y la deteriore. Presta especial atención a que los guardafangos queden bien limpios, al igual que las llantas tanto en la parte interior como en la exterior. En lo que respecta al interior del vehículo, lo adecuado es aspirar cuidadosamente los asientos, el suelo, el tablero y por dentro de las puertas. Observa detenidamente las esquinas donde se pueda acumular la suciedad y los residuos de alimentos. Asegúrate de guardar el coche completamente seco.

2. Cambio de los fluidos

Los fluidos del vehículo pueden tener impurezas que se pueden solidificar y ocasionar obstrucciones. Antes de guardar el carro, asegúrate de cambiar el aceite, más aún si lo vas a guardar por más de 30 días. Con esto previenes daños en el motor a la hora de encenderlo. De igual manera, debes llenar el tanque con gasolina y agregarle un estabilizador de combustible. Esto sirve para proteger el motor del deterioro por combustible en mal estado.

3. Cubrirlo con un pijama para carros

Un cobertor para el carro lo protege del sol y el agua en caso de estar al aire libre. Si se encuentra bajo techo, queda protegido del polvo, los insectos y cualquier otro agente contaminante que pueda estar presente en el aire. Por ello, este elemento es una buena inversión que, además, ayuda a mantener una temperatura estable.

TE PUEDE INTERESAR:  Carros usados baratos: 5 consejos para comprar por clasificados digitales

4. Procura cuidar la batería del coche

El tema de la batería es crucial para el buen funcionamiento del coche. En caso de tener que guardarlo por varios meses, tienes dos opciones para que este componente no quede obsoleto. La primera es dejar a alguien encargado del vehículo para que lo encienda por lo menos una vez a la semana. Esto se debe realizar con la finalidad de que la batería se recargue a través del alternador.

La otra opción que tienes, en caso de que nadie lo pueda encender regularmente, es desconectar la batería. De esta manera, te aseguras de que esta no se consuma por las funciones pasivas del vehículo.

Con respecto a esto último, es muy importante que tengas en cuenta que, si tu auto es nuevo, el radio, la alarma, los asientos con memoria y demás sistemas sofisticados se pueden desconfigurar cuando se corta la energía. Por ello, debes tener a mano el manual de usuario para volver a configurar estas características cuando reconectes la batería.

5. No actives el freno de mano

En vez de usar el freno de mano durante un largo periodo de inactividad de tu carro, es preferible que uses los tacos del kit de carretera para evitar que se mueva. Esto se recomienda debido a que las pastillas de los frenos se podrían llegar a adherir al rotor y quedar obsoletas.

6. Deja las llantas con una presión de aire adecuada

Antes de guardar tu vehículo, debes inflar las llantas con la presión recomendada. Una recomendación extra es dejar a alguien encargado para que mueva el carro regularmente. De esta manera, se previene que las llantas se deterioren demasiado por soportar el peso del vehículo sobre un mismo punto. Si no tienes a nadie que realice esta tarea regularmente, lo ideal sería que retiraras las cuatro llantas y dejaras el coche sobre gatos hidráulicos, uno en cada esquina. Con esto te ahorras gastos futuros en rotación de neumáticos por deterioro localizado.

TE PUEDE INTERESAR:  La emblemática carrera Targa Florio

7. Deja el carro en consignación

Dejar el carro en consignación en algún concesionario de confianza es una muy buena opción. De este modo, podrás vender el auto en el futuro a un precio conveniente. Esta figura de consignación consiste en que el concesionario se encarga del mantenimiento del vehículo y de venderlo. La venta se realiza, por lo general, por encima del precio de colocación. De esta manera, se ganan un porcentaje por el servicio.

Como notó, preparar su carro antes de guardarlo es una tarea exhaustiva. Recuerda que tu vehículo es un activo valioso y debe estar cubierto ante cualquier riesgo. Por ello, es recomendable que cuentes con un seguro que cubra cualquier evento fortuito. Esperamos que con estos consejos puedas conservar tu coche y puedas seguir rodando por las carreteras del país.