Escoger el tipo de transmisión es de vital importancia al momento de escoger un vehículo, pues de ello depende en gran medida el estilo de conducción que vas a usar. Por lo tanto, escoger una transmisión mecánica o una automática depende en gran medida de las necesidades que tengas, y es por eso que hoy te queremos mostrar las ventajas y desventajas de cada una de ellas, con el fin de que escojas de la mejor manera.

Transmisión mecánica

Se trata de la clásica caja de cambios, donde accionas el cluth y haces los cambios de manera manual, moviendo la palanca en diferentes direcciones según lo que pida tu auto. Como todo elemento mecánico, este tipo de transmisión posee ventajas y desventajas. A continuación te mostramos los elementos más relevantes.

Puntos a favor

  • Te proporciona un mayor control de tu vehículo, debido a que al realizar diferentes acciones estás más pendiente del camino, reaccionando con eficacia ante cualquier imprevisto que pueda presentarse en la carretera.
  • Está comprobado que los autos que utilizan este tipo de transmisión, son más eficientes al momento de aprovechar el combustible, por lo tanto te estarás ahorrando hasta un 15 % en consumo de gasolina o diésel.
  • Las cajas mecánicas son menos complejas que las automáticas, haciendo que su mantenimiento también sea más sencillo y a la vez más económico, con lo cual te ahorras un dinero extra.
  • Si tu presupuesto no es muy amplio, un auto con transmisión mecánica es tu mejor elección, pues siempre serán menos costosos que aquellos con caja de cambios automática.

Puntos en contra

  • Como bien lo sabes, hacer el cambio de marcha incluye accionar el embrague. En ese instante tu auto queda en un punto neutro y puede descolgarse o apagarse provocando inconvenientes. Esto hace que manejar en terrenos o carreteras con pendiente se convierta en una tarea más compleja.
  • En ciudades bastante pobladas, como Bogotá y Medellín, los trancones son el pan de cada día. Allí demoras horas en trayectos cortos de un kilómetro o menos. El trabajo que tienes que hacer al cambiar de marcha para adelantar y luego frenar puede ser desgastante, ocasionándote estrés y agotamiento.
  • La caja mecánica incluye un inconveniente adicional: el desgaste del embrague o clutch, lo cual depende en gran parte de la forma de conducir del piloto.
TE PUEDE INTERESAR:  Causas del recalentamiento del motor de tu carro

Transmisión automática

En esta transmisión los cambios se realizan de manera autónoma, por lo tanto -y dependiendo del terreno-, lo único que tienes que hacer es colocar la palanca en una de las velocidades, acelerar y frenar. A continuación, te mostramos los elementos a favor y los puntos en contra de las cajas automáticas.

Puntos a favor

  • Al tener un carro automático podrás llevar ambas manos en el volante, lo cual te brinda mayor maniobrabilidad ante cualquier imprevisto, permitiéndote realizar acciones evasivas ante cualquier obstáculo que haya en la carretera.
  • Otra ventaja que tienes con este tipo de transmisión es la facilidad de manejo, pues esta herramienta hace conducir sea una tarea bastante sencilla, con lo cual no tendrás que tomar lecciones de conducción ni mucho menos. Lo único que tienes que hacer es colocar la palanca en D (drive), y luego accionar el acelerador o el freno con tu pierna derecha.
  • En los trancones de las ciudades colombianas un carro automático es tu mejor elección, pues solo tendrás que utilizar un pedal a la vez para avanzar, algo ideal que evitará que te estreses después de un arduo día de trabajo.
  • Cuando colocas la palanca en D los carros automáticos no se descuelgan, lo cual te ayuda a evitar accidentes relacionados con este tipo de descuido, ahorrándote una considerable suma de dinero en las posibles reparaciones.

Puntos en contra

  • Como te mencionamos en un punto anterior, las cajas automáticas son más complejas que las manuales, por lo tanto su mantenimiento conlleva un mayor tiempo y uso de herramientas, haciéndolo más costoso en comparación con una caja convencional.
  • Las versiones de autos con cajas automáticas son más costosas, un notable inconveniente si tu presupuesto es reducido.
  • Por último, a muchos amantes de los autos nos gusta ser parte de ellos. Por eso, accionar el embrague y darle a nuestro carro un respiro en cuanto a velocidad o potencia puede suponer una gran sensación. Con una caja automática perderás esa experiencia.
TE PUEDE INTERESAR:  Concesionarios: Ventajas a la hora de comprar carros usados

Como pudiste darte cuenta, la transmisión mecánica y la automática no compiten entre ellas, por lo tanto cuál escoger depende en gran medida de tus necesidades y gustos. En otro tiempo, algunos factores, como la diferencia de precios, hacía que adquirir un carro automático fuera una tarea complicada. Sin embargo, estas brechas se han reducido considerablemente y los precios no distan mucho los unos de los otros, así que es momento de que volverte dueño de un automóvil y saques el piloto que llevas dentro.