Stirling Moss fue un piloto de velocidad legendario que alcanzó el reconocimiento entre las décadas de los 50 y 60 del siglo pasado. Moss nació el 17 de septiembre de 1929 en el barrio de West Kensington, Londres, Reino Unido.

Sir Stirling Moss lo recordamos como uno de los mejores pilotos de carreras de todos los tiempos y como un verdadero icono del mundo de las carreras de motor. Fue conocido durante sus años de actividad deportiva como “Mr. Motor Racing”. Cuando se convirtió en piloto profesional en 1948, apenas tenía 18 años, y lo hizo a bordo de un Cooper 500.

Principales hitos de su carrera deportiva

A continuación, repasaremos algunas de sus hazañas extraordinarias que aún pasan por nuestra memoria.

Inicios en la Fórmula 1

Sus primeros años de profesión fueron de un ascenso meteórico, corriendo tanto para Jaguar como para HW Motors. 1955 fue el año que marcó su carrera al ser fichado por Mercedes-Benz para competir en una de sus famosas “Flechas de Plata”.

Te sorprenderá saber que en este equipo se unió con el legendario campeón del mundo Juan Manuel Fangio. Ese año, Stirling estuvo a la sombra del gran piloto argentino en la mayoría de los Grandes Premios.

Sin embargo, pudo superarlo para ganar el Gran Premio de Gran Bretaña de 1955, en Aintree, corriendo el Mercedes-Benz W196 Monoposto. En ese mismo año, también ganó la épica competencia de las 1 000 millas Mille Miglia en el Mercedes-Benz 300 SLR a una velocidad media asombrosa para la época de 157 kilómetros por hora en la vía pública. Además, dominó en la carrera de carretera, Targa Florio, de nuevo en el 300 SLR, y obtuvo el Trofeo de Turismo en Dundrod.

La historia de un campeón sin corona

Durante cuatro años terminaría subcampeón en el Campeonato del Mundo de Pilotos de Fórmula 1, esto entre los años 1955 y 1958. Además, Moss quedó tercero en tres oportunidades consecutivas, 1959, 1960 y 1961.

TE PUEDE INTERESAR:  Lewis Hamilton, conoce más acerca de esta leyenda activa de la F1

Es el piloto que más victorias consiguió en la F1 sin haber conseguido un campeonato mundial. Por esto, se le considera como uno de los campeones sin corona. Lo más cerca que estuvo del campeonato fue en 1958, todo se definió en el GP de Portugal, donde Mike Hawthorn pudo ganar el título por un punto de diferencia por encima de Moss.

Stirling corrió también para los equipos Maserati y Vanwall. Manejó 107 tipos de coches diferentes en todas las modalidades de automovilismo durante su notable carrera. A finales de la década de 1950 y principios de 1960, lideró el cambio a los coches de Fórmula 1 con motor trasero con el Cooper-Climax. Fue el piloto que logró la primera victoria con un coche de este tipo en el Gran Premio de Argentina de 1958.

Su primer lugar en el Gran Premio de Mónaco de 1961, con un Lotus 18 contra el Ferrari más potente, fue su tercera victoria en la Fórmula 1 alrededor del principado y sigue siendo considerada como una de las mejores carreras de Fórmula 1 de la historia.

Los coches que corrió en su carrera

Compitió con un auto Ferrari en 14 ocasiones y logró ganar 12 de carreras. De las dos restantes, en una fue descalificado en Sebring porque los mecánicos pusieron combustible cuando en realidad el coche había entrado por forros de freno. En la otra, la manguera del radiador fue cortada por una hoja de ventilador cuando era tercero en la general y estaba liderando la clase GT. De seguro, estás pensando que también las hubiese ganado.

Stirling condujo para Rob Walker de 1958 a 1962 En este trecho, participó en 93 carreras, terminó 70 de ellas y logró 46 primeros lugares. También condujo un Maserati, con el que impuso récords impresionantes.

De las 375 competiciones que finalizó durante su carrera profesional, ganó un asombroso total de 212, que es más de una victoria cada dos carreras. Un accidente casi fatal en Goodwood en 1962 le puso final a su destacada actividad deportiva.

TE PUEDE INTERESAR:  Conoce esta carrera clásica extinta: la espectacular Mile Miglia

La vida después de las carreras

Después de su retiro, continuó mostrándose en exhibiciones de carreras históricas. Su conocido casco de paté blanco y su traje de carrera blue lightweight son una característica clásica en las carreras históricas en todo el mundo. En su natal Londres es considerado uno de los jet-setters originales.

Una vez tomada la decisión de retirarse del mundo automovilístico, Stirling amplió sus intereses comerciales con el mismo vigor que empleó cuando corría. Montó un negocio inmobiliario, el cual manejó con su familia hasta que los problemas de salud hicieron que se retirara.

Así mismo, continúo exhibiendo los coches que corrió y participando en convenciones de automovilismo hasta que su salud no se lo permitió más. Stirling Moss murió el 12 de abril de 2020 en Londres. Su nombre resuena como el de una leyenda en el automovilismo mundial, no solo por ser uno de los más rápidos, sino también por su elevado espíritu deportivo; ese que hace que lo recordemos como un gentleman de las carreras de autos.