Colombia es uno de los países en donde el tránsito caótico se ha convertido en el pan de cada día. Ciudades como Bogotá, Medellín y Cali, entre otras, tienen en sus calles los índices más negativos de tráfico vehicular, por lo cual recorrer algunos tramos en horas pico te tomará un tiempo considerable.

Sin embargo, no todo es culpa del gobierno o de los organismos de tránsito; y en algunas ocasiones debemos tener etiqueta frente al volante, mejorando así algunos aspectos al momento de estar en carretera.

Si quieres saber cuáles son estas reglas de educación, este post es para ti.

1 Debes ser tolerante con el servicio público

El transporte público es de vital importancia para la movilidad de la ciudad y sus conductores deben laborar pesados turnos, muchas veces por más de 10 horas. Por lo tanto, es importante que respetes al servicio público cediéndole el paso si lo necesitan (así sea tu turno).

Puede que tu llegues 5 minutos tarde a casa, pero estás apoyando al conductor y a los pasajeros que usan este servicio, los cuales en su mayoría necesitan llegar temprano al trabajo o están agotados después de una ardua jornada laboral.

2 Respeta el espacio de motos y bicicletas

En las ciudades colombianas cada vez es mayor el número de ciclistas y viajeros en moto, pues son transportes alternativos que ayudan a la economía de las personas. Sin embargo, es obvio que ellos se encuentran en desventaja en las calles y que están en muchas ocasiones desprotegidos ante un accidente de tránsito.

Por ello es de vital importancia y educación que respetes su espacio. Por ejemplo, las motocicletas tienen por ley un área para transitar igual a la de un automóvil, y las bicicletas pueden moverse a la derecha de la vía, a una distancia que no supere el metro desde el andén.

Esos son sus espacios, así que intenta respetarlos y promueve la cordialidad con ellos.

TE PUEDE INTERESAR:  Tu carro usado: la guía definitiva para comprar

3 Conserva la distancia

En Colombia esta distancia está regulada por el Código Nacional de Tránsito, el cual establece un espacio mínimo recomendado, según la velocidad a la cual estés transitando.

Por ejemplo, si vas a 30 kilómetros por hora debes dejar aproximadamente 10 metros de distancia, de 30 a 60 kilómetros debes dejar 20, de 60 a 80 kilómetros debes dejar 25, y a más de 80 kilómetros por hora más de 30.

En espacios con tránsito lento, debes dejar al menos medio auto de distancia. Esto, además de ser una regla de educación, ayuda a los vehículos de emergencia, como una ambulancia o los bomberos.

4 Usa el método de la cremallera

Más conocido en otros países como Zipper Merge Method, es una técnica bastante eficiente y justa, la cual al ser ejecutada correctamente mejora notablemente la movilidad. Si vas manejando por una vía de dos carriles y esta se convierte repentinamente en uno, primero avanzará el de la derecha y luego el de la izquierda. Respeta tu turno.

De igual manera, puedes aplicar esta regla de cortesía en las intersecciones, en donde los vehículos que intentan entrar o girar tienen un signo de Pare y esperan que alguien les ceda el turno. Así que sé una dama o un caballero del volante y cede el paso, no sabes cuánto llevan ahí esperando.

5 Acciona el pito solo si es necesario

Sabemos que la cultura en la calle es pitarle intempestivamente a alguien que ha cometido un error, haciendo que este sea mucho más evidente. Sin embargo la bocina de nuestro vehículo no está ahí para mostrar las fallas de los demás, y su función concreta es evitar posibles colisiones.

Adicionalmente, el accionar repetidamente tu bocina no hará que el tráfico mejore, y sí estresará a los pasajeros de los otros vehículos, además de los transeúntes y habitantes del lugar. Así que sé inteligente y educado accionando tu claxon solo cuando sea necesario.

6 Baja las luces

Tanto en carretera como en los tramos urbanos, algunos conductores son irresponsables y usan las luces plenas en todo momento, disminuyendo la visibilidad de los pilotos que vienen en sentido contrario.

TE PUEDE INTERESAR:  Te enseñamos cómo poder conducir con niebla de una forma muy segura

Por ello te recomendamos que si estás transitando dentro de la ciudad, uses tus luces altas solo si es necesario y si estás en carretera, baja tus luces cuando un vehículo venga en sentido opuesto. Son detalles mínimos que de seguro los otros conductores te agradecerán.

Como pudiste darte cuenta, son muchas las acciones que puedes llevar a cabo con el fin de mejorar la movilidad. Con ello, además de poner en marcha la etiqueta frente al volante, también te sentirás más tranquilo y seguro en medio del tráfico, lo cual mejora tu estabilidad mental y reduce tu estrés. Por lo tanto, te invitamos a que la próxima vez que estés frente a tu volante, pienses en estos consejos y los pongas en práctica. Así te convertirás en un mejor conductor y en un mejor ciudadano.