Lancia fue uno de los fabricantes de vehículos de mayor renombre de Italia. Fundada en 1906 por Vincenzo Lancia, un antiguo piloto, sus vehículos llegaron a ser reconocidos por su diseño, su ingeniería impecable y su fenomenal comportamiento en la calle. Si te interesa conocer todo sobre el Lancha Delta Integrale, una leyenda del mundo de los rallyes, no dejes de leer esta reseña.

Nacimiento del Lancia Delta Integrale

Ser una leyenda no implica, por supuesto, que este coche se conduzca mejor que otro, simplemente hay una cierta aura a su alrededor que hace que la mayoría de la gente se enamore de él, o que al menos despierte su curiosidad.

Hasta la adquisición por parte de Fiat, Lancia gozaba de una buena reputación y sus modelos eran conocidos en todo el mundo. El período de 1969 a 1979 representó, probablemente, uno de los más difíciles en la historia de Lancia.

Stratos, Gamma y Beta, los últimos representantes de un período, tenían un aspecto y un rendimiento decentes, pero estaban lejos de ser perfectos. La mano de obra deficiente, la baja confiabilidad, la protección contra la corrosión débil o nula y el mal servicio habían llevado a esta marca hacia una caída dramática en ventas.

Nos alegra saber que eso no sucedió, ya que en 1975 Giorgetto Giugiaro se encargó de crear lo que sería el inicio de esta saga. Basado en el chasis de un Fiat Ritmo, creó un modelo con características de diseño similares a los que se ven en los modelos Volkswagen Golf y Scirocco.

Probablemente, para el Delta fue una de las principales razones por las cuales su apariencia se mantuvo fresca desde el momento en que debutó en 1979 hasta que se construyeron los últimos autos en 1994.

El Delta hace su debut en las carreras

Tras la desaparición del Grupo B en 1986, la FISA introdujo un nuevo conjunto de reglas para la temporada de 1987 que limitaban la cantidad de modificaciones disponibles para los coches de carretera estándar. Los cambios repentinos hicieron que la mayoría de los fabricantes no tuvieran un coche adecuado para competir, a excepción del Lancia.

TE PUEDE INTERESAR:  Conoce los aspectos más destacados del World Endurance Championship

Al año siguiente, la marca presentó el Integrale en el Rally de Portugal de 1988. Con una pista más ancha, el auto fue más marcado y más rápido que el HF 4WD.Pues bien, te contamos que ganó su primera salida con Miki Biasion, quien obtuvo dos títulos de pilotos en 1988 y 1989 para la escudería.

Lancia presentó un motor de 16 válvulas en el rally de San Remo de 1989. Biasion ganó el evento y el auto también ganaría muchos otros más. De 1987 a 1991, el Delta ganó el Campeonato de Europa de Rallyes con Dario Cerrato, Fabrizio Tabaton, Yves Loubet, Robert Droogmans y Piero Liatti.

En noviembre de 1991, la marca presentó lo que ahora se conoce como la variante más famosa del Integrale. Ese mismo día, anunciarían también que pondrían fin a su participación en la escena de los rallyes a finales de año, después de ganar cinco títulos con el Delta.

Durante los años siguientes Jolly Club continuó usando el Integrale, pero con un desarrollo limitado, la superestrella italiana estaba comenzando a mostrar su edad.

Al final de la temporada de 1993, Jolly Club anunció su salida del Campeonato del Mundo de Rally y el Delta se retiró. Con un total de seis campeonatos de fabricantes, cuatro títulos de pilotos y 46 victorias absolutas en rallyes el Delta fue el auto más exitoso que jamás haya aparecido en este deporte.

Lancia Delta Integrale como éxito en ventas

Respaldado por el prestigio de seis títulos mundiales de rallies, así como por la imagen de élite de una marca con la larga tradición de excelencia de Lancia, el Integrale encabezó con regularidad las listas de ventas de coches 4 X 4.

Desde el lanzamiento del Delta original en 1986, vendió 1566 unidades en todo el mundo en ese primer año. En 1987, la cifra se elevó a 4339 unidades y casi la mitad se exportaron. En total, se vendieron más de 22 500 coches de 8 y 16 válvulas. El modelo final del auto en 1996 logró la modesta suma de 2227 unidades para su despedida oficial de la producción y del mundo de las ventas.

TE PUEDE INTERESAR:  Audi Quattro: Un vehículo de carreras icónico que debes adquirir

Como dato curioso podemos mencionar que las versiones de calle y de competición de toda la serie Delta Integrale sufrieron una debilidad común. El recorrido de la suspensión era muy limitado y los coches se comportaban con nerviosismo luego de alcanzar los 180 km por hora en carretera. Desafortunadamente, Lancia nunca pudo mejorar esto, principalmente por las regulaciones de la FIA que prohibieron las modificaciones radicales en el diseño de la suspensión.

Sin embargo, al Lancia Delta Integrale lo preceden las victorias que lo acompañaron durante los años y esto supera cualquier lunar en su historial. Hasta la fecha, no ha surgido ningún automóvil que haya ganado más de 46 victorias en rallyes y hay pocas posibilidades de que esto suceda en el futuro.