Un viaje en carro por Colombia siempre es una experiencia inolvidable. En esta ocasión, te invitamos a que conozcas la ruta Bogotá – Bucaramanga en coche, debido a que vale mucho la pena hacer el recorrido por estos bellos paisajes colombianos.

¿Cuáles son las rutas posibles desde Bogotá?

Existen tres alternativas para este recorrido. Las dos primeras, que son las más comunes, es hacer el viaje por Tunja o por Chiquinquirá. Si lo prefieres, para ir directo a tu destino, puedes usar la ruta por Cómbita y luego tomar la dirección que te mostrará el camino hacia Bucaramanga. Esta opción te ahorrará únicamente los 20 minutos que podrías gastarte si atravesaras Tunja.

Las dos primeras son una poco más largas, pero la diferencia no es muy significativa respecto a la última. Además, si decides ir por Tunja o Chiquinquirá, tendrás algunos puntos de interés donde podrás descansar, recobrar fuerzas y continuar felizmente el viaje.

¿Cuántas horas puedes tardar en llegar?

En función del camino que elijas, vas a tener un promedio de duración del viaje. Sin embargo, debido a que las diferencias son mínimas, podrías demorarte más o menos de lo que está estipulado. Recuerda que, probablemente, harás paradas en el camino para descansar y alimentarte.

  • Ruta por Tunja: 8 horas y 12 minutos.
  • Ruta por Chiquinquirá: 8 horas y 10 minutos.
  • Ruta por Cómbita: 7 horas y 21 minutos.

¿Cuál es la distancia que te separa de Bucaramanga?

A la capital la separan alrededor de 400 kilómetros de la Ciudad de los Parques. Sin embargo, dependiendo de la ruta que escojas, habrá mínimas variaciones en el kilometraje. Por Tunja son 398 km, por Chiquinquirá son 397 y, por Cómbita, 421.

Cono te hemos comentado en el apartado anterior, la ruta de Cómbita es la más rápida, ya que hay una doble calzada y la carretera se encuentra en perfecto estado, lo cual facilita mantener un buen ritmo de velocidad durante todo el trayecto.

¿Cuántos peajes hay en cada recorrido?

En los trayectos por Tunja y por Chiquinquirá encontrarás 6 peajes. Por la tercera vía hay uno más. Dispón de buen efectivo porque esta es una cantidad considerable de paradas que tendrás que asumir.

TE PUEDE INTERESAR:  Guatavita: Disfruta de un fin de semana dorado con toda la familia

¿Qué sitios de interés puedes encontrar en la ruta?

Si te gusta detenerte en el camino, admirar los paisajes y tomarte una fotografía allí para enviársela a tus conocidos, podrás hacerlo en la represa del Sisga (desde donde lograrás unas hermosas imágenes) y también desde el monumento denominado Puente de Boyacá, el cual está situado en una hermosa plazoleta y conmemora la última batalla que se libró por la independencia de Colombia.

Más adelante encontrarás la cueva de la Vaca, a la altura de San Gil. Si  eres aficionado a la espeleología, se trata de un excelente lugar para practicar este deporte. Y, por último, cuando falte poco para llegar a Bucaramanga, pasarás por el cañón del Chicamocha, un sitio de visita obligada una vez estés alojado en esta bella ciudad.

Viajar por tierra en Colombia es una aventura que, por desgracia, pocas personas se dan la oportunidad de vivenciar. A pesar de que algunos recorridos pueden ser algo complicados cuando las vías no se encuentran en buen estado, la experiencia de ir atravesando lentamente el país te otorgará un enriquecimiento muy grande sobre su diversidad, algo que no apreciarás nunca en un viaje hecho en avión.

Te invitamos a que aproveches la oportunidad de conducir tu carro fuera de la ciudad y te animes a descubrir la ruta Bogotá-Bucaramanga. Podrás apreciar un gran número de aspectos geográficos, climáticos, culturales, arquitectónicos y gastronómicos. ¡Te encantará la experiencia!