Nemocón es un Municipio de Cundinamarca que ofrece una ruta gastronómica hacia los platillos típicos de la región andina, y por sus condiciones geográficas resaltan los platos mineros y el turismo alimentario. Si vives en Bogotá te recomendamos visitarlo, queda muy cerca y es fácil llegar en automóvil.

Aquí te contamos las principales actividades para disfrutar del patrimonio gastronómico y tener experiencias culinarias propias de nuestro país.

¿Cómo llegar?

Saliendo de Bogotá el recorrido es de aproximadamente 1 hora a tan solo 65 km. La ruta es muy sencilla: solo tomas la autopista Norte hasta llegar a La Caro, continúas hasta a Chía y en el camino te encuentras a Cajicá, una vez en la rotonda de Zipaquirá tomas la 2da salida en dirección a la Variante La Paz y un poco más allá, en dirección a la izquierda, encontrarás el camino la Via a Nemocón.

¿Sabías que Nemocón significa Lamento del Guerrero? Una herencia de los indígenas.

¿Por dónde empezar?

Por medio de la cultura alimentaria podrás aprender de las condiciones agroecológicas que dan origen a los platos típicos y dan cuenta de su ancestralidad indígena ocupada por los muiscas.

Toda la ruta alimentaria, desde la excavación de la sal y su historia, hasta la degustación de los platos en carro, te permite desplazarte de un lugar a otro con la comodidad y seguridad epidemiológica al usar tu propio automóvil.

1. La Mina de Sal

Te recomendamos empezar el recorrido por conocer cómo se obtiene este mineral gracias a su riqueza geográfica. De arquitectura vernácula y subterránea a 80 metros bajo tierra, la mina ofrece una experiencia inigualable; incluso las visitó el naturalista alemán Alexander Von Humbolt en 1801.

Este lugar abierto al público cuenta con todos los protocolos de bioseguridad y visitas guiadas para conocer la historia natural. Además, talleres lúdicos para realizar objetos artísticos a partir de la sal.

2. Museo de sal 

Se trata de una casa con arquitectura colonial donde reposa la historia geológica y arqueológica de la sal desde los indígenas hasta la época de conquista española. Al mismo tiempo, una sala paleontológica con fósiles de origen marino que habitaron La Sabana, el fósil de un mastodonte encontrado en 1981 y otros objetos con 12.500 años de antigüedad.

TE PUEDE INTERESAR:  GUADUAS: un lugar donde se combina la historia y la naturaleza

Gastronomía

La cocina popular con carnes y tubérculos propios de esta región está íntimamente ligada al paisaje natural, es la mejor opción para conocer la tradición de un país –a través de los olores y sabores-, y el redescubrimiento de la identidad propia.

Resalta el uso de condimentos naturales como el achiote y, dada su cercanía en la antigüedad con el Valle del Rio Checua, en la dieta se incluía el pescado.

El platillo nemequene por excelencia es el plato minero con carne de cerdo o la bandeja del minero con variedad de carnes y la técnica tradicional de cocción en salmuera, pero también puedes encontrar otros más conocidos como el Ajiaco.

Además, te ofrecemos una lista de los dulces tradicionales:

– Alfondoques

– Panelitas de leche

– El Merengón

– Brevas con Arequipe

– Cuajada con Melao

Viajar en automóvil reduce los riesgos de contagio y es una oportunidad para desplazarte en familia o amigos, igualmente para construir experiencias en medio de un tiempo de incertidumbre. Fortalece los vínculos afectivos y promueve el respeto. Si vives en Bogotá anímate a descubrir la historia de Colombia a través de su cocina local, es una gran opción cercana para ir en coche.

En conclusión, te recomendamos esta experiencia de Nemocón en combinación con los alimentos que nos ofrece la tierra. Disfruta de una experiencia gratificante para valorar el paisaje e identidad.

Te puede interesar: Tu carro usado: la guía definitiva para comprar.