En este artículo te enseñaremos todo lo que tienes que saber sobre las cajas automáticas o transmisiones automáticas. Son las encargadas de regular la velocidad de las revoluciones del motor, liberando el vehículo, para aumentar su velocidad, a medida que se pasa de un cambio a otro.

Es uno de los grandes avances que ha experimentado el sector de la automoción a lo largo de su historia y ha ayudado a mejorar la experiencia de la conducción, la seguridad y el control.

Transmisión automática convencional

Cualquier tipo de transmisión, ya sea mecánica o automática, tiene dos funciones básicas en el vehículo. La primera es conectar el motor a las ruedas. La segunda es regular en número de revoluciones por segundo, en relación con el nivel de presión del pedal del acelerador, con el fin de revolucionar de manera óptima la mecánica, para evitar su desgaste o deterioro.

La caja de cambios automática convencional trae tres niveles de revolución: bajomedio y alto. Esto se traduce en los tres cambios básicos que todo automóvil tiene y que hacen posible la primera, la segunda y tercera marcha.

Este tipo de cajas requiere un motor grande, lo cual hace que el automóvil consuma una mayor cantidad de combustible. De esta manera, se fuerza mucho más la máquina, sobre todo, en terrenos inclinados. En estos se hace difícil el impulso y pueden darse interrupciones en la aceleración. También es posible que se produzca el “descuelgue” del coche, poniendo en riesgo a los pasajeros y los vehículos contiguos.

Transmisión semiautomática (SAT)

Con este tipo de caja, el conductor puede elegir entre efectuar los cambios de manera manual o no, sin tener que pulsar el pedal del embrague. La guía de la palanca de cambios es doble. Si se mantiene a la izquierda, funciona en modo automático.

Transmisión automática continuamente variable(CVT)

La sigla CVT significa, en español, transmisión continuamente variable. Esto quiere decir que cambia los engranajes, tradicionales en el primer modelo, por poleas de diferente ancho, conectadas entre sí por medio de una correa flexible. Al no estar sujetas unas a las otras, permite mayor flexibilidad, para que la correa pase de la aceleración baja a la media o superior sin interrupciones en el movimiento del automóvil. La aceleración del automóvil es permanente, posibilitando que este pueda mantenerse andando, así el terreno en el que se encuentre esté inclinado o no.

TE PUEDE INTERESAR:  Carro híbrido: potencia y ahorro en dos sistemas. ¡Descúbrelo!

Este sistema evita lo que en el argot popular se denomina “colgarse en las subidas”, ya que, al mantenerse una relación equilibrada y permanente de aceleración, el auto no se apaga, ni da saltos. La razón es que el movimiento del pedal de aceleración está automatizado, ordenado para evitar los apagones del auto y las consecuencias que esto podría traer si el conductor perdiera el control del sistema de frenos, por dicha razón.

Transmisión de doble embrague (DCT)

La transmisión de doble clutch es tal vez, una de las mejores de la industria, en tanto que mejora la experiencia de conducción, al mantener más estable el automóvil en terrenos difíciles. Evita el consumo de combustible y responde con velocidad a los reflejos del conductor. Envía la orden de cambiar la marcha utilizando un sistema electrohidráulico que engrana la velocidad requerida y a la vez acciona el embrague.

Cuenta con un multidisco humedecido (de cierta manera, similar al de las bicicletas de cambios), compuesto por dos embragues, dos ejes primarios y dos ejes secundarios. Da al vehículo la posibilidad de accionar simultáneamente dos cambios. Cuando escuches la expresión coloquial “métale la doble”, se refiere a este tipo de caja automática, muy frecuente en las camionetas 4X4, vehículos de carga o destinados a la construcción.

Transmisión DSG

Las siglas corresponden al término, en inglés direct schift gearbox, lo cual se traduce en hacer posible el cambio más ágilmente y reducir el consumo de combustible hasta en un 20 % más que con el uso de las cajas automáticas convencionales. Fue presentada en el 2003 en el famoso Salón de Ginebra, para un vehículo Golf R32.

Utiliza dos embragues para seleccionar la marcha y preseleccionar una arriba y una abajo, con el objetivo de realizar una transmisión de energía más rápida, sin los molestos ruidos de sus antecesoras.

Transmisión Tiptronic o Triptónica

Es una de cinco o seis marchas para vehículos con motor subido de manera transversal. Permite variar el sistema entre el automático y el manual, pasando de uno a otro según las necesidades del terreno, sin el uso del embrague.

TE PUEDE INTERESAR:  La fuga de fluidos en el vehículo puede generar daños importantes

El sistema se protege a sí mismo de sobrepasar los límites de revoluciones por minuto, previniendo daños de gran coste y alcance.

En conclusión, dependiendo del presupuesto que tengas a tu disposición y el amor por la velocidad y la seguridad, podrás obtener automóviles con cajas automáticas que harán de la experiencia de conducir algo verdaderamente placentero.