En diferentes oportunidades, y de un momento a otro, aparecen los vidrios empañados en el carro. Casi que sin percibirlo, una capa húmeda empieza a apoderarse de los diferentes cristales del vehículo y dificulta la visión.

Aparte de ser incómodo, puede convertirse en un tema riesgoso porque al empañarse el parabrisas, por ejemplo, la visibilidad de quien está manejando se reduce y puede causar un accidente.

Este fenómeno se produce, especialmente, en climas fríos y lugares que presentan alta humedad. El principio básico para que aparezca el vaho en los espejos del carro es la diferencia de temperatura a la que se exponen los vidrios en el exterior y en el interior.

En lugares donde el clima es frío, el exterior de los vidrios adquiere esta temperatura, mientras que en el habitáculo, la sensación térmica es diferente y más elevada. Esto hace que cualquier tipo de humedad que se genere desde el interior (la respiración, en la mayoría de los casos) se condense y se refleje en las superficies frías y cercanas.

Por eso, lo primero que tiende a empañarse es el parabrisas por dentro. Entre tanto, en climas húmedos el procedimiento se da a la inversa y el proceso de empañamiento es en el exterior.

Consejos para limpiar los vidrios empañados del carro

Se debe tener en cuenta que los trapos o pañuelos que normalmente se usan para quitar el exceso de humedad en el vidrio no son la mejor solución. En principio, porque no va a terminar con el problema. Luego, distrae y puede generar un accidente de tránsito.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que se debe tratar de igualar la temperatura del interior del carro a la del exterior, es por eso que en climas fríos lo más rápido es encender el aire acondicionado. Esto enfriará el habitáculo del vehículo y compensará la temperatura. Sin embargo, es lento y podría no gustarle mucho a las personas que van en el auto.

TE PUEDE INTERESAR:  Te enseñamos cómo conducir cuando hay ciclistas en la vía

Otro de los trucos para terminar con el vaho rápidamente es encender la calefacción y dirigir la salida del aire hacia el parabrisas. Sumado a lo anterior, se debe desactivar la recirculación (si la tiene) para evitar que la humedad de la respiración vuelva al vidrio. De esta manera, se secará el exceso de agua y se desempañarán los vidrios.

En caso de estar en sitios con alta humedad y los vidrios se empañen por fuera, lo primero que se debe hacer es activar las plumillas para quitar la capa que se forma. Luego, encender la calefacción (lo más bajo posible) y así, buscar equiparar la temperatura.

Seguramente, no será lo más adecuado para conductor y pasajeros, pero secará la humedad del parabrisas. Si el paso anterior no es tan conveniente, por el calor, y está usando el aire acondicionado, lo mejor será apagarlo.

Dependiendo del carro, se pueden encontrar algunas posibilidades que facilitan el proceso. El botón de la luneta térmica trasera ayuda a desempañar el vidrio de la parte posterior. Otros vehículos tienen un interruptor de calefacción eléctrica del parabrisas que realizan el trabajo con solo activarlo.

Trucos caseros para evitar los vidrios empañados

También existen trucos caseros que son fáciles y sencillos de implementar para lograr el objetivo.

  • Agua y Vinagre

Mezclar agua y vinagre en un atomizador, luego untar un trapo seco y limpiar los vidrios. Además de conseguir una limpieza profunda, se generará una capa que impide que la humedad se condense.

  •  Gel de sílice

Cuando se compra ropa o zapatos, al interior de las bolsas o cajas, vienen pequeñas bolas de gel en un empaque. Estas evitan que la humedad afecte los productos. Funcionan igual para el carro.

La idea es tener una buena cantidad de gel de sílice (se puede conseguir en droguerías) y ponerlo en una media que no use. Luego, se coloca bajo el asiento del conductor o en un sitio que no se vea (por estética). Este material tiene un efecto deshumidificante que evitará el empañamiento.

  • Alcohol, agua y jabón
TE PUEDE INTERESAR:  Transmisión mecánica o automática: ¿cuál te conviene más?

En un recipiente se puede mezclar alcohol, agua y jabón. Se aplica en los diferentes vidrios del carro y con un periódico se seca el exceso. Esto formará una película que protege el parabrisas de la humedad.

  • Una Papa

Uno de los mejores repelentes de la humedad es el almidón que contiene la papa. Por eso se recomienda para evitar el empañamiento. Se pela una papa y se frota en los diferentes vidrios del carro, con un trapo húmedo se limpian los restos que quedan. Este es un truco que usaban, a menudo, los pilotos de rally en el pasado.

Sin importar el método que use, lo primordial es evitar los vidrios empañados en el carro y así mantener la seguridad de conductor y ocupantes a la hora de estar en carretera.