La compra de carros usados a crédito es la forma más utilizada en Colombia para acceder a un vehículo. Conocer bien el proceso y las responsabilidades que se derivan del mismo es de gran importancia para escoger la financiación más conveniente y evitar problemas de impago de obligaciones en el futuro.

Consejo #1: No aplique con información incorrecta

Llenar con información incorrecta los formularios de aplicación son la peor estrategia que se puede tener al momento de solicitar un crédito. No solo porque las entidades financieras cuentan con las herramientas para verificar dicha información, incluso haciendo visitas domiciliares, sino porque al negar un crédito generan una anotación en las centrales de riesgo, que otras financieras pueden acceder. Esto perjudica al final al solicitante cuando intente aplicar a otro banco, ya que podrán descartar la solicitud por el simple hecho de que otro banco ya los rechazó.

Consejo #2: Aplique primero y después escoja el carro

Al momento de comprar carros usados a crédito , ahorre tiempo en el proceso de compra, aplicando primero y escogiendo el vehículo después. Esto se debe a que en muchos casos se aprueba un crédito por un valor inferior o el vehículo seleccionado no cuenta con las características para ser financiado, y el solicitante tiene que salir a buscar un nuevo prospecto.

Recuerde que todos los vehículos financiados necesitan ser asegurables.

Consejo #3: Conozca de antemano los documentos que le van a pedir

La documentación que le van a pedir al momento de comprar carros usados a crédito depende de si es empleado, independiente o pensionado:

Para empleados: 1) Cédula de ciudadanía o extranjería, 2) Carta laboral donde se especifique claramente el tipo de contrato, el cargo, la antigüedad y el salario y 3) últimos tres desprendibles de pago.

Para independientes: 1) Cédula de ciudadanía o extranjería, 2) Cámara de Comercio o RUT, 3) Extractos bancarios de los últimos tres meses, 4) Declaración de Renta y 5) referencias comerciales (proveedores o clientes).

TE PUEDE INTERESAR:  ¿Cuál es el correcto procedimiento para cambiar la batería de carro?

Y, para pensionados: 1) Cédula de ciudadanía o extranjería, 2) Resolución de la pensión y 3) Últimos 3 desprendibles de pensión.

Con esta información validarán parte de los datos suministrados en la aplicación.

Consejo #4: No se fije únicamente en la tasa de interés sino en el valor mensual a pagar (LA MÁS IMPORTANTE”)

Es normal, al momento de comprar carros usados a crédito, hacer una comparación entre tasas de interés para elegir el préstamo con las mejores condiciones. Pero en los créditos de vehículos hay una variable extra que se debe incluir en el análisis; el seguro de vida. Es un factor importante, porque al final de nada sirve una tasa de interés menor cuando te cobran un seguro de vida por un valor muy alto, y esto es una estrategia que utilizan muchos bancos.

Por eso, nosotros recomendamos comprara entre las manualidades a pagar, ya que estas incluyen los dos componentes. La fórmula para sacar la mensualidad es la siguiente:

Donde M es igual a Monto del crédito, i es igual a la tasa de interés mensual, n es igual número de plazos del crédito y SV es igual al seguro de vida de deudor.

Consejo #5: No se ilusione con una financiación del 100%

La financiación del 100% es una estrategia de marketing para atraer clientes interesados en comrpar carros usados a crédito. Es verdad que existe, pero aplica para clientes muy específicos. Es igual que los anuncios de tienda que dicen “hasta 60% de descuento” y al final ese descuento es solo para un saco talla XXXL.

Consejo #6: Considere comprar un carro usado

Es un consejo matemático y no hace referencia al valor del vehículo, sino a la depreciación. Tan solo sacar un vehículo nuevo del concesionario ya ha perdido el 20% de su valor. La depreciación del primer año del vehículo puede ser de hasta más de un 20%, mientras que la de un usado un 7%. Esto quiere decir que, si quiere vender su vehículo antes de pagar el préstamo, el diferencial entre el valor comercial del vehículo y valor adeudado es mucho mayor si compro un carro nuevo en comparación con un usado.

TE PUEDE INTERESAR:  Te enseñamos cómo conducir cuando hay ciclistas en la vía
Consejo #7: Conozca los gastos extras que incluye financiar un vehículo

El gasto extra principal que se asume al momento de comprar un vehículo a crédito es el seguro todo riesgo. Todos los vehículos comprados por este medio deben ser asegurables y por ende tener un seguro todo riesgo por el tiempo de la deuda.

Es importante tener esto en cuenta, ya que un seguro todo riesgo es una carga adicional al año que cada comprador debe contemplar entre su presupuesto, adicional al SOAT y al impuesto.

Consejo #8: No deje de aplicar solo porque tuvo algún lio previo con un banco

Muchas personas desisten de comprar carros usados a crédito cuando han tenido inconvenientes previos con otros bancos. Muchos creen que Datacrédito u otras centrales de riesgo juegan el papel de cartel de los bancos, pero no es así. Los bancos compiten entre ellos en temas de crédito de manera agresiva. Todos tienen estrategias y segmentos distintos. Lo que para un banco puede significar un mal perfil crediticio, para otro es una oportunidad.

Comprar un vehículo es una decisión importante para las familias colombianas, pero comprarlo a crédito es aún más. Haga la tarea y analice bien cada propuesta, recuerde que al final, su banco pasará de ser ese “amigo” que le presta, a ser ese cobrador intenso que lo llama todos los días.